Nuestro análisis del año. Crecimiento, pasión por lo que hacemos y la convicción del camino elegido.

Llegó diciembre, y con él, el momento de hacer un balance del año, para detectar lo positivo, lo negativo y las oportunidades de mejora. También, aprovechar para revisar el plan y las metas para el año entrante, ya con una perspectiva más certera del escenario que se avecina.

foto columna cortadaEste año, a pesar de la coyuntura y de la estrategia wait & see de las empresas, Valuar incorporó prestigiosos clientes a su portfolio (todos líderes en sus mercados) y logró con creces sus objetivos, gracias al gran trabajo en equipo de los profesionales que lo forman. Nuestras oficinas en Argentina, Chile y Uruguay permitieron a la firma crecer un 20% en facturación respecto a 2013, fortaleciendo así las operaciones, y consolidando a nuestra empresa en un lugar de privilegio en un campo cada vez más exigente  y especializado.

Con sus 40 años de liderazgo ininterrumpido, Valuar eligió concentrarse en la búsqueda de Gerentes Generales, sus reportes directos y Posiciones Clave. En este sentido, este año el 70% de nuestras búsquedas correspondieron al primer y segundo nivel de las organizaciones, muchas de ellas del sector financiero y de tecnología. Este índice es una señal inequívoca de que el camino elegido es el correcto. Hoy, podemos decir con seguridad que no somos simples proveedores del servicio de elegir las personas adecuadas: somos partners estratégicos de nuestros clientes, ya que nos confían el futuro de sus empresas, al permitirnos identificar a sus tomadores de decisiones.

En el ámbito internacional, fuimos invitados a participar en búsquedas para la región: entre otras, una compañía minera en Bolivia y una cerealera multinacional en Brasil. Además participamos de dos conferencias internacionales en la Association of Executive Search Consultants, como representantes del Consejo para las Américas, y de las reuniones de Agilium Worldwide (www.agiliumworldwide.com) nuestra asociación, una en Nueva York y otra en Bogotá.

En el epílogo de este 2014, solo podemos sentirnos felices y orgullosos de los logros obtenidos. Deseamos que el 2015 llegue pleno de nuevos desafíos que nos permitan ser aún mejores.